El último antihéroe del Siglo XXI

LISBETH BLOG

El inmortal tirón de la saga SAW

Si una saga cinematográfica ha sorprendido en los últimos años por su escaso rigor argumental y la facilidad para sacar partido a su rendimiento y publicar constantes secuelas, esa no es otra que la controvertida y sangrienta saga de Saw.

Dejando de lado su buen gusto o el factor legítimo que supone estirar tanto un tema ya muy machacado con la simple intención de seguir recaudando grandes beneficios económicos a costa de sobre explotar a la propia saga, los productores de Saw se han visto respaldados de sobre manera con los últimos acontecimientos teóricamente externos que han reavivado la fiebre por la saga y la figura de Jigsaw y han hecho que la enésima secuela esté en boca de todos.

La última noticia que teníamos es que el Ministerio de Cultura decidió vetar la proyección de Saw VI en las salas de nuestro país, al otorgarle la calificación X. La película se ganó tal discutido merecimiento por teóricamente “hacer apología de la violencia”, algo que sólo ha conseguido que los seguidores y devotos de este perfil cinematográfico se frieguen las manos. Sin embargo, su exclusiva proyección en cines X impidió una recaudación a la altura de las circunstancias y en España las pérdidas para la productora fueron evidentes. Sin embargo nadie dentro del ‘mundo Saw’ ha tirado la toalla y esta decepción servirá de lanzadera para el que podría ser el último gran proyecto de la saga que signifique un punto de inflexión para asegurar otro séquito de secuelas, y es que ya está en marcha para finales de año Saw 7 que, a parte de legitimar a su predecesora, reventará el mercado al ser en 3D. ¿Nos llegaremos a manchar?

Alfonso Callejas

La venganza del siglo

La forma en que Lisbeth Salander coge las riendas de su devastada faceta emocional y decide rendir cuentas de forma contundente ante su padre es un punto de la saga, el MOMENTO, que a lo largo de toda la lectura anhelamos que se presente ante nuestros ojos desde el preciso instante en que en la primera novela empezamos a descubrir los macabros incidentes que marcan de por vida el devenir de la personalidad de Lisbeth.

No podemos justificar legalmente una venganza de la señorita Salander pero a nivel moral pocas muertes pueden tener más sentido que ésta. Alexander Zalachenko, padre de Lisbeth, se ha ganado a pulso morir, y a ser posible de una forma despreciable y cruel, y satisfacer así los deseos de venganza de Lisbeth e incluso los del propio lector, que ya ha empatizado con la protagonista hasta límites insospechados. Desgraciadamente no son pocos los casos en nuestra sociedad de crímenes y constantes maltratos que merezcan una réplica de la víctima a la altura de las circunstancias y que por ello no resulte penalizada al mismo nivel.  En el caso de Lisbeth, el mermado factor psicológico condiciona todo lo demás y, a pesar de que la ley condene su venganza, moralmente resulta innegable que es una actuación de obligado cumplimiento por su parte.

Alfonso Callejas

La frase

Seis honrados servidores me enseñaron cuanto sé; sus nombres son cómo, cuándo, dónde, qué, quién y por qué.

Rudyard Kipling (1865-1936) Novelista británico.

¿Quién eres?

  • ¿Cómo eres? – preguntó alguien.
  • ¿Cómo soy? – contestó Laura extrañada
  • Sí, descríbete
  • No hace falta, me estás viendo – Laura se extrañó.
  • Me refiero a tu personalidad
  • ¿Te refieres a como creo que soy?
  • Bueno, como prefieras…
  • Uhm… no puedo…
  • ¿Por qué? – preguntó alguien.
  • Porque cuando te describes a ti mismo todo es falso, ensalzas las partes de ti que más te gustan e ignoras lo que no quieres que los demás sepan y por lo tanto la descripción deja de tener sentido…  – contestó Laura

Libertad y justicia

“Libertad y justicia son una pareja que se aman pero que se engañan mútuamente, porque la justicia le pide sumisión a la libertad, pero la libertad se rebela contra la justicia allá donde ella no llega”.

Estoy bastante de acuerdo con esta cita. Justicia y libertad pretenden ir de la mano pero el punto extremo de las exigencias de cada uno es difícil de cumplir ya que cada uno intenta velar más por sus intereses. La justicia quiere una sumisión total y absoluta mientras que la libertad cada día quiere tensar más la cuerda y aspirar a disponer de mayores derechos y privilegios, atentando en ocasiones contra la propia justicia. La libertad del individuo pasa cada día más por aspirar a ser progresivamente más libre y no verse encadenado a ninguna ley, algo difícil de compaginar entre justicia y libertad, pero que acaban ejerciendo de mediadores ya que están condenados a entenderse dentro de lo posible.

Alfonso Callejas

Blogs potables de otros compañeros

Me he permitido el lujo de observar el trabajo de otros compañeros en un par de blogs y comentar algunos detalles de un par de ellos.

Es el caso de randomimia.blogspot.com, un espacio creado por Jaume Cifre y Roger Cornet, que presenta un estilo muy austero, generalmente carente de fotografías y de un diseño cautivador, pero que refleja perfectamente que la ausencia de un buen diseño no tiene porque implicar necesariamente un equitativo contenido textual que no esté a la altura. Al otro lado de la balanza se encuentra periodisme.crearblog.com, elaborado por Cristina García y Sarai Risueño, que me ha sorprendido gratamente por el atractivo modelo que presenta en su portada y que te invita a consumir su contenido, muy a la altura por cierto, de una forma muy llamativa y sugerente.

Alfonso Callejas